Cómo Empezar Una Redacción | Guía Completa Paso A Paso

Cómo empezar una Redacción | Guía Completa paso a paso

Seguro que tú también has estado horas delante de la pantalla de tu ordenador preguntándote cómo empezar una redacción. El bloqueo se apodera de ti y probablemente acabes pensando que no eres capaz de hacerlo. 

como empezar una redaccion

A partir del momento en que has empezado a leer este artículo, quedan prohibidos los pensamientos negativos y los “no puedo”.

Comenzar a redactar un texto es un paso difícil a la par que importante, pues va a ser lo que determine si el lector va a querer continuar leyéndote hasta el final.

Pero no te preocupes. El equipo de TusRedactores.com estamos dispuestos a ayudarte en esto y mucho más y por eso, con los tips que te vamos a dar a continuación, conseguirás que comenzar una redacción sea pan comido y que tu contenido sea tan interesante que tu público no pueda parar de leerte. 

SÉ UN “SHERLOCK HOLMES”

El primer paso para comenzar una redacción siempre es la investigación.

Busca la información que consideres importante y haz una recopilación.

No tengas prisa, este es el paso más largo y probablemente el más difícil, pero también el más necesario, ya que una vez consigas todos los datos que estabas buscando, tendrás el “esqueleto” de tu escrito. 

Nosotros, como profesionales de la redacción, hacemos trabajos de investigación muy minuciosos para conseguir crear un texto adaptado exactamente a lo que nos piden nuestros clientes.

Esta es la base para empezar a escribir sobre cualquier tema y, por supuesto, conseguir en el lector la reacción deseada. 

ORGANIZA TUS IDEAS antes de empezar una redacción

Ahora que has conseguido reunir toda esa información relevante, es importante que la organices.

Te recomendamos que utilices la estructura de la pirámide invertida, muy útil en redacción para conseguir enganchar al lector.

Consiste en organizar la información de mayor a menor interés.

Valora cuáles son aquellos datos que pueden resultar más interesantes para tu público y ponlos en la introducción.

Sigue con la misma técnica, manteniendo el interés del lector durante todo el cuerpo del texto, hasta situar al final aquello que consideres menos relevante.

Luego, haz una conclusión en que se entienda el significado global de tu texto. 

Ten en cuenta que, la manera en que empieces la redacción, determinará si el lector va a quedarse hasta el final o no. 

STORYTELLING… WHY NOT?

Una buena opción a la hora de iniciar una redacción es el storytelling, también definido como “el arte de contar una historia”.

Se trata de una técnica de marketing que consiste en conectar emocionalmente con los usuarios a través del mensaje que estás transmitiendo, de tal forma que se cree una cierta empatía entre el lector y el escritor.

La intención es generar una relación más allá del mero mensaje. Lo puedes hacer contando una historia, ya sea real o ficticia, o bien describiendo una situación en que sepas que tu público se pueda sentir identificado. 

Usar el storytelling en el párrafo introductorio, conseguirá captar la atención del lector y así éste querrá leerte hasta el final. 

¿Con qué palabras empiezo una redacción? 

Una vez vayas a dar el pequeño gran paso de escribir la primera palabra de tu redacción, probablemente te preguntarás “¿con qué palabras empiezo la redacción?”.

Elegir esas palabras sigue siendo un paso importante pues, al igual que el resto de aspectos que hemos mencionado con anterioridad, determinarán si el lector va a continuar leyéndote o de lo contrario, tu texto no le parecerá lo suficientemente interesante.

Pues bien, aquí tenemos un par de consejos que darte, relacionados entre sí, y que serán dos elementos clave para empezar a escribir. 

Incluye tus palabras clave

El primero es incluir siempre en el párrafo introductorio una keyword o palabra clave.

Una keyword es un término compuesto por una o más palabras.

Son la forma en que el lector teclea en el buscador aquello de lo que quiere saber o aquello de lo que quiere informarse.

Es el término a través del cual el usuario te encontrará online y por tanto, es también un instrumento de búsqueda.

Será determinante usar una keyword al principio de la redacción y seguir usándola a lo largo del texto por dos motivos: porque así será más fácil que tu público de interés te encuentre online y porque, además, seguirás consiguiendo captar su atención desde el principio, ya que esa keyword dará respuesta a un problema o necesidad del lector y por tanto, no querrá parar de leerte.

Analiza bien a tu público

El segundo consejo que tenemos para ti antes de empezar una redacción es que elijas qué tono vas a utilizar en función del público al que te dirijas.

Tienes que conocer bien a tu público. Analízalo.

Piensa qué le gusta, qué le motiva, cómo es, qué cosas son por las que se preocupa o interesa habitualmente, y cuando tengas un modelo definido de la persona a la que te quieres dirigir, responde a las siguientes preguntas:

¿Quieres ser más formal, o de lo contrario, vas a darle una tonalidad más cercana y amigable a tu redacción?

Es muy importante que tengas claro cómo quieres enfocar tu texto, será determinante a la hora de seguir creando la empatía y relación que quieres conseguir con tu público.

Por ello, métete en el papel, y piensa cómo querría leerte la persona a la que te vas a dirigir. 

¡Ahora es tu turno, ya sabes cómo empezar una redacción!

En TusRedactores.com, esto último mencionado es algo que tenemos muy presente y que aplicamos en el cien por cien de nuestros trabajos.

Conocer a nuestro cliente y adaptarnos a él es una de nuestras claves del éxito.

Somos naturales, pensamos en el público a quienes nos dirigimos y además, nuestros textos son siempre originales y adaptados a cada necesidad.

Ahora ha llegado el momento de que pongas en práctica todo lo que te hemos enseñado sobre como empezar una redacción. No dudes, solo empieza a escribir tu redacción.

Estamos convencidos de que lo harás bien. Esto es como ir en bici, una vez aprendes, ya no se olvida jamás.

Eso sí, recuerda repasar y releer todo aquello que hayas escrito una vez que hayas terminado.

Es igual de importante ser capaz de detectar fallos y corregirlos que ponerle la guinda al pastel 🙂 ¡Mucho ánimo! 

Sigue leyendo
Deja un comentario