Cómo Redactar Un Comentario De Texto | Guía Completa

Cómo Redactar un Comentario de Texto | Guía Completa

Tal vez quisiste hacer un buen comentario de texto alguna vez y te preguntaste cómo debías escribirlo. Tuviste entonces miedo de equivocarte y te asaltaron las dudas. 

A continuación, en TusRedactores.com te daremos algunos útiles consejos y un esquema como guía sobre cómo hacer un comentario de texto.  Cuando termines de leer este artículo, te sentirás con confianza para escribir tu propio comentario de texto y tus temores habrán desaparecido. 

como hacer un comentario de texto

No existe un método único y perfecto

Antes de comenzar, necesitas comprender que no existe un método único y perfecto para hacer un buen comentario de texto. Hay varias maneras que pueden funcionar, en TusRedactores.com entendemos que esto dependerá de:

El comentario de texto sobre el que quieras hablar

No es lo mismo opinar acerca de un cuento que de un poema. Cada texto posee características propias, que lo definen y distinguen de los demás. 

En el caso de comentar sobre un cuento definirás, por ejemplo, el tipo de narrador, la descripción de los ambientes o los personajes, el subgénero literario en que se inscribe, etcétera. 

Mientras que si te refieres a un poema harás un análisis métrico de los versos y profundizarás en las figuras literarias empleadas, entre otros elementos.  

Cada texto exige que se profundice más en un aspecto que en otro. 

Tus preferencias o conocimientos de un tema

Puedes saber más acerca de un determinado autor, por ejemplo Arthur Conan Doyle, o sobre el subgénero literario o sobre la estructura narrativa. Por eso, al momento de escribir tu comentario de texto, puedes decidir extenderte más en alguno de estos aspectos, en detrimento de otros. 

Esquema de un comentario de texto

Habiendo aclarado estas cuestiones, en TusRedactores.com te brindamos un esquema básico que te ayudará en la redacción de tu comentario. 

1) Lectura

Puede parecerte obvio, pero todo buen comentario de texto comienza con una lectura atenta sobre aquello que hablarás. 

Si no comprendes el significado de un texto, difícilmente podrás dar una opinión criteriosa sobre él. 

Para ayudarte con esto, puedes acudir al diccionario cada vez que desconozcas una palabra. 

También resultan técnicas de estudio muy útiles el subrayado de ideas principales, las anotaciones al margen de la hoja o el reconocimiento de tema y subtema al finalizar tu lectura.

2) Época y autor 

Averiguar cuándo y dónde nació el autor puede orientarte en tu lectura, ya sea porque te permite reconocer referencias históricas, como así también las posibilidades de producción en que surge. 

Además, es sumamente importante saber en qué movimiento literario o corriente estética se inscribe la obra. 

Por ejemplo, para comprender mejor el Marín Fierro, de José Hernández (obra canónica de la literatura argentina), resulta muy valioso conocer que se incluye en la llamada poesía gauchesca, y que en aquella época el presidente de la República Argentina era Domingo F. Sarmiento. 

Él promovía la inmigración de profesionales ingleses, alemanes y franceses, y percibía al gaucho y al indio como representantes de la barbarie.

3) Texto y obra 

En líneas generales, el texto forma parte de una obra mayor del autor. Tener conocimientos de esto permite encontrar conexiones entre el texto y la obra, a la vez que arroja nuevos hilos de significado. 

Por ejemplo, si leemos Telón, de Agatha Christie, la última novela policial donde aparece el célebre personaje de ficción Hércules Poirot, sin tener en cuenta que, al menos, existen otros relatos donde interviene el detective belga, te perderás gran parte del sentido de esta historia.

4) Género literario 

Los géneros literarios son tres: narrativo (cuento, novela, microrrelato, etcétera), lírico y dramático

Cada género tiene sus características propias, por lo tanto, definir a qué género pertenece tu texto te ayudará a reconocer los aspectos sobre los que profundizarás en tu análisis. 

Como dijimos al comienzo de este artículo, si debés comentar acerca de un cuento tal vez describas a los personajes, el espacio y el tiempo o definas qué tipo de narrador se emplea. 

Sin embargo, si has leído un soneto te referirás a la composición de las estrofas, la rima de los versos, el tema del poema.

Por otro lado, identificar el subgénero literario (terror, ciencia ficción, policial) del texto también resulta útil. 

Por ejemplo, para juzgar si la verosimilitud se cumple o si responde a las características propias del subgénero. 

En otras palabras, si vas a comentar sobre una novela de terror podrás evaluar si su lectura te dio miedo o, muy por el contrario, te hizo reír. 

Si el monstruo, fantasma o criatura demoníaca que aparece te resultó convincente. 

Si la descripción de los espacios y los personajes creó una atmósfera apropiada. 

5) Forma

Esto guarda estrecha relación con lo que explicamos en el paso anterior. Si quieres hacer un comentario de texto sobre un poema, deberás considerar la cantidad de estrofas y versos que posee, qué tipo de rima tiene (consonante, asonante o libre), los recursos poéticos empleados, etcétera. 

Lo mismo ocurriría si analizaras un cuento. Te referirías al tipo de narrador, el marco narrativo, la estructura narrativa. 

Podrías considerar también si se emplean frases cortas o largas, la complejidad del lenguaje, el tiempo y la conjugación verbal, y otros aspectos relacionados con la gramática que inciden en la prosa.

La forma aporta información sobre el texto y colabora en su comprensión lectora.

6) Contenido

Después de analizar la forma, volcarás tu atención en el contenido. Deberás tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Resumen del contenido: expones de manera breve y objetiva las ideas principales del texto.
  • Tema central y temas secundarios:  debes expresarlo en pocas líneas, no reescribir el texto, y puedes referirte a los temas universales (el amor, la soledad, la vejez). Por ejemplo, queda claro que si comentaras sobre Romeo y Julieta, de William Shakespeare, el tema de la obra sería el amor.
  • Estructura o partes de la obra: en un texto literario puedes referirte a la introducción, desarrollo y desenlace. Pero si analizas un texto no literario, por ejemplo un artículo de divulgación científica, puedes considerar otros elementos que también intervienen como la hipótesis o los argumentos. En el caso de que evitara el orden lógico o de que algunas de sus partes no se encontrara, podrías dar cuenta de su omisión. 
  • Coherencia y cohesión: este tema necesitaría un artículo aparte, dada su complejidad y extensión, pero en resumidas cuentas se refiere a considerar la relación entre las partes de un texto (palabras, oraciones, párrafos) y a pensar el texto como una unidad significativa.

7) Conclusión

Todo texto requiere de una conclusión. A continuación, te sugerimos algunas ideas para cerrar tu comentario de texto:

  • Utilizar frases que resuman el contenido del texto.  
  • Dar tu opinión sobre el tema con argumentos. 
  • Valorar la obra según un criterio personal.

Consejos para hacer un buen comentario de texto 

consejos para redactar un comentario de texto

Además de respetar esta estructura, los siguientes consejos te resultarán muy útiles a la hora de escribir un buen comentario:

Practica la modestia

Te recomendamos que seas respetuoso en tus opiniones

Probablemente, el autor sepa más que tú acerca de lo que está hablando, y aún si no fuera sí, la modestia es muestra de sabiduría. 

Por lo que aléjate de las polémicas inútiles y si eres consciente que tu comentario puede despertar la susceptibilidad del otro, intenta matizarlo. 

A continuación te sugerimos algunas expresiones que pueden ayudarte a matizar tu opinión:

  • El plural de modestia: “nosotros pensamos, nos preguntamos…”
  • Formas impersonales: “se dice, se piensa, se comenta…”
  • Preguntas retóricas: ¿Por qué no pensar que…? ¿No es verdad que…? ¿Dónde está la opinión contraria?”

Cuida tus faltas de ortografía

Revisa el léxico, la tildación y la puntuación. Si hay palabras sobre las que dudas cómo escribir, buscá sinónimos o piensa una expresión que la reemplace. 

No hay faltas de ortografía pequeñas o grandes, ¡todas son faltas! Además, corres el riesgo de que el lector pierda su atención por una de ellas. 

Mantén la atención en el tema central

Tu texto debe ser un comentario sobre una lectura que has hecho, y no el conjunto de valoraciones personales sobre un tema que no guardan ninguna relación con la obra. 

En este sentido, es conveniente realizar un comentario breve y contundente, que divagar en una serie de datos u opiniones intrascendentes. 

Redacta un texto claro y ordenado

En la intención de decirlo todo, a veces puedes desviarse del eje o tu texto puede perder el sentido. 

Intenta que tus opiniones sean transparentes y que la lectura fluya

En TusRedactores.com recomendamos algunos tips:

  • Evita usar demasiadas expresiones, muletillas o refranes.
  • Emplea adjetivos calificativos precisos para tus valoraciones.
  • Utiliza una variedad de conectores textuales para ordenar mejor tu redacción.

Conclusión

Ahora ya puedes escribir tu propio comentario. Recuerda tener en cuenta la estructura que te sugerimos y seguir nuestros consejos. 

En TusRedactores.com estamos convencidos que lo harás muy bien. 

Solo recuerda: no hay único método, hay varias formas posibles de redactar un buen comentario. Busca tu estilo y hazte cada vez mejor. 

Sigue leyendo
Deja un comentario